El viaje en auto de la capital de Senegal a Casamance suele ser muy arduo, hasta que se van sucediendo en el camino una serie de imágenes panorámicas que vuelven a aparecer con la nostalgia y el recuerdo. La vida casi siempre transcurre afuera, en el campo o debajo de un árbol. Mirar y mirar lo bello de lo cotidiano es lo que toca.
Los niños y las mujeres habitan generalmente los lugares públicos, el juego, el ritmo lento y la contemplación es lo que uno se encuentra en el camino.

Share
  • Senegal, visita Intercultural Fotografía Intercultural
  • Viajes, fotografía Photoshop, Nikon D200
  • 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.